martes, 24 de marzo de 2015

AVES EN EL JARDÍN

A la espera  de hacerme con un objetivo que me acerque más a estos preciosos animales que hacen del jardín un lugar alegre y vivo , traigo hasta este rincón unas cuantas poses.

 La desconfiada Urraca. Vigila desde lo alto de la higuera.

A base de agua y comida he conseguido que se acerque un poco más, pero en cuanto advierte el menor movimiento levanta el vuelo.


Otra cosa es mi amigo el Petirrojo. Este pequeñito pájaro en cuanto me oye trastear por el jardín , lo tengo de compañero , y si además hay comida extra se puede observar que  no pone repros en mirar a cámara.


Este otro yo diría que es un joven Petirrojo , que todavía no ha definido el plumaje.


 
Un pariente, el Culirroyo , que le llaman las gentes del norte. Este  también se mueve con mucha tranquilidad y no rehuye mi presencia. La foto la conseguí con una distancia de apenas un metro.

 Los gorriones que acuden a bandadas  y que se mueven con nerviosismo, muy pendientes de cualquier alarma.

 En cuanto aparece el primero los demás no tardan y enc cuanto uno levanta el vuelo el resto le siguen. Es un ir y venir constante hasta que se lo acaban todo.

 
 No entiendo mucho de pájaros, pero creo que este es un gorrión macho,  se distingue de la hembras que son parduzcas por su corbata y antifaz negro.


 El Herrerillo, allá donde hay agua no tarda en aparecer. También se diferencia en el plumaje macho y hembra, el que está en el bebedero es una joven hembrita y el de abajo con las plumas levantadas por el viento, ayer hacía una tarde muy desapacible, bueno pues ese es el macho. ¡Me encanta esta foto!


Y el gran territorial, el Mirlo, señor de plumaje negro con pico y cerco alrededor de los ojos de color naranja, en los machos y pardas la hembras. Se pega unas carreras por el jardín que parece que siempre lleva prisa. Tampoco se incomoda con mi presencia. Me puedo acercar bastante y si está en rama alta me mira y ni se mueve.



Bueno y   la Paloma Torcaz. Es un inquilino un tanto molesto, demasiados ejemplares en poco tiempo y bastante cagonas, pero no se le puede poner rejas al aire , así que ella también participa del festín.

El agua es el principal reclamo y si hay que hacer cola , se hace


4 comentarios:

Conchi dijo...

Me encantan los pájaros, Isabel. Y qué bien que puedas fotografiarlos.
¿Ves? en mi casa es difícil que paren pues siempre hay un gato dispuesto a darle caza, pero también se pasean, no creas.
Un abrazo

Isabel Tejera dijo...

El jardín está tranquilo y como nadie les molesta ya has visto que colección. Ya de vacaciones, voy a verte

Piedad dijo...

Qué sería del jardín sin flores ni pajarillos...
Sería un espacio vacío sin cánticos y sin coloridos...

Hola, Isabel, ¿qué tal?

Si me gusta la primavera es por las flores y los trinos de los pajarillos. Las palomas me parece guapísimas, pero estarían mejor con pañales, jejeje, porque vaya plasta que dejan caer, y lo malo es cuando te cae encima. Pero bueno, son parte de la naturaleza y como toda ella, tienen que vivir y formar parte de su belleza.

Un abrazo con cariño.

Isabel Tejera dijo...

Hola Piedad, ya ves que retraso llevo, pero no olvido.
¡ Mira eso de palomas con pañales está bien pensado! ¡Lo que a ti no se te ocurra!
Muchas, muchas gracias por pasear por el jardín.
Un abrazo y voy a verte