Seguidores

sábado, 23 de abril de 2016

TIEMPO DE ROSAS

Este blog se inició en abril del 2008. La idea  era mostrar fotografías de las  rosas que iban abriendo en los recién estrenados rosales y que poco a poco se convirtieron en una pequeña colección.
De los 110 ejemplares hay fotografías y datos en este blog, primavera a primavera se han ido presentando.

 Y  de nuevo tiempo de rosas. En el  jardín ahora florecen primavera tras primavera los más resistentes. Alguno ya no existen, pero  este blog guarda en sus archivos recuerdos e imágenes de todos ellos.

Rosal  Pierre de Ronsard
Es un rosal inglés, trepador con flores  repletas de pétalos que forman apretados pompones que van del rosa al nacarado. La floración se agrupa en racimos y es ideal para cubrir pérgolas. Esa es la primera rosa que acaba de abrir en solitario pero en breve serán racimos los que cubrirán el arco que le sirve de soporte. 

 Rosal La Sevillana
Lo tengo enclavado justamente en el otro extremo el arco junto al anterior, pero este da flores sencillas que recuerdan a los rosales silvestres y combina muy bien porque justamente es el antagónico en estética. 
 Rosal Mango
Ha resultado ser muy resistente a las enfermedades típicas de estas plantas; hongos y pulgones.
Las flores son grandes y distribuyen la paleta pictórica de una manera muy  llamativa; con luces de un amarillo intenso se pasa al rosa púrpura y según pétalos los tonos se diluyen  en un tono crema  que hace de mezclador entre todos ellos. Huele a rosa y eso es todo un punto y final.
 Rosal Jardins de Bagatelle
Si dije que Mango huele a rosa este, Jardins de Bagatelle, ganó el primer premio en su momento de presentación. Su creador Austin supo escoger todo aquello que soñamos de una rosa y ponerlo en este precioso rosal de tipo rosa de Te; fuerte, erguido, elegante, con unos pétalos que van del blanco puro al rosa anacarado acabando cuando la rosa ya es madura en un tono crema decadente muy evocador. Su aroma fue justamente una de  las caracteristicas que le llevarn a ser el premiado en su momento .
 Rosal Enri Matisse
Pensar en los cuadros del pintor y ver su paleta  es la justificación por la que lleva el nombre. Cada flor lleva las pinceladas distribuidas de forma diferente. Acompañada de un aroma fuerte y dulzón hace que cada flor que abre sea una obra de arte, regalo una vez más de la primavera.
 Este año hemos salvado los primeros capullos de los temibles chinches que los dejaban destrozados a mordiscos, El sulfato de cobre diluido en agua y rociado a tiempo ha sido un buen preventivo, al mismo tiempo proteje a la planta del ataque de hongos; mildium y roya que en cuanto sube la temperatura se adueñan de las hojas y debilitan mucho a la planta. De momento se están salvando.

 Y gracias a mi inspección matinal descubro  a un intruso que parece que está aislado, pero que hay que examinar a conciencia las floraciones que todavía no han abierto porque lo que se descubre es ¡¡¡¡ ESTO!!!!
Pulgones ! A cientos y reproduciéndose a toda velocidad. Ahora necesitaría una enorme plaga de mariquitas que son sus depredadores naturales, pero no veo ni una, así que tengo que echar mano de un producto químico para eleiminarlos o acabaran en pocos días con la planta por completo.
El tiempo amenaza lluvia, pero parece ser que todavía tardará unas horas  en llover , asi que sin demora rocío las plantas y acabo con ellos.
La lluvia llego unas horas después pero el producto ya había hecho su efecto, no tardaran en volver ¡Hay que estar alerta y repetir el tratamiento! en cuanto los vuelva a descubrir zampándose mis rosales. 

viernes, 15 de abril de 2016

CLIVIA MINIATA


Ahí está de nuevo la Clivia. 
Siempre que la mantengamos fuera de los rayos directos del sol la Clivia nos resistirá muy bien año tras año.  Como muchas de las plantas de este lugar, la Clivia no es planta delicada.

A tener en cuenta.
Cuidado con pasarse con el riego, solo en primavera y verano, y si la tenemos en tiesto, éste que tenga buen drenaje que como mantenga la humedad a la Clivia no le va a gustar nada. Sus hojas son fuertes y gruesas capaces de buenas reservas de agua, pero si amarillean , ojo con el sol ! o tal vez necesite nutrientes, el abono siempre es necesario. Florece una vez al año, pero si es planta joven puede que no lo haga en sus primeros momentos, tampoco le apetece florecer si la hemos cambiado de sitio... así que a respetarle sus gustos.
 Podemos separar tallos que lleven raíces, cuando la planta se nos hace grande y multiplicar así la producción, como cualquier vegetal también se puede por semillas pero eso se lo dejaremos a los expertos.
 Y una vez ha florecido vamos a controlar mucho el agua. Vigilamos que las hojas siempre sean vigorosas y  de un verde lustroso e intenso. Aireamos si hace falta la tierra para que las raíces se expandan sin dificultad y poco más.
Cuando llegue el otoño y durante todo el invierno nada, nada, nada de agua . La planta necesita absoluto reposo, nos podemos olvidar de ella, siempre y cuando la protejamos de heladas o bajas temperaturas si están a la intemperie, y si la tenemos dentro, lo más lejos posible de la calefacción de esta manera al llegar la primavera nuestra Clivia nos volverá a florecer. 

sábado, 9 de abril de 2016

CUANDO LA CALA ES ALGO MÁS QUE UNA FLOR

No me puedo imaginar lo que experimenta una fotógrafa realizando su trabajo ante los modelos que saben,  porque pueden dadas sus anatomías, fisonomías, empatías y demás vocablos acados en -ias  y que tienen que ver con el lenguaje de la imagen  cuando se presenta la ocasión de compartir la acción de una sesión de fotos.


No me lo puedo imaginar porque  lo mio es una afición y la modelo en este caso es una flor. Pero lo que si puedo es expresar lo que la flor de la cala me brinda cada primavera cuando me pongo a fotografiarla.
Vista desde arriba es como un tobogán que te absorbe irremisiblemente a un fondo inaccesible para cualquier humano.  

Si con la mirada deambulas por su espiral puedes estar dentro y a la vez fuera.


Y en ese inmaculado girar y contragirar la naturaleza advierte con energía que si entras en ella tú ya no serás tú. 


La flor de la Cala cambia su pose y al igual que está alerta,  ávida de vida y dispuesta a envolver con su mensaje a cualquiera que se adentre en ella ... transforma su impoluto y blanco manto  en retorcido y sinuoso  látigo que hostiga y marca el principio y el fin de su espacio vital.

Interior-Exterior 
Exterior-Interior
 Dentro-Fuera
Fuera-Dentro

 Su belleza es simple y equilibrada. La armonía de la Cala está en su color, en su textura en su forma .
- ¿ Una sesión de fotos con una gran modelo, es posible que sea así?- Me pregunto.
Y me respondo.
- No lo sé.

 No sé si he sabido plasmar suficientemente el placer que me proporciona hacerle fotos a mis matas de calas.
Para poder seguir haciéndolo hay que mantenerlas vivas en el jardín y eso no es difícil. Las Calas son plantas que se encuentran mejor a la sombra, así las hojas no pierden el color verde intenso. Las he visto en jardines con las raíces encharcadas, las mías solo las riego en verano y si el otoño es seco, nada de agua durante el invierno. Las raíces son tubérculos y el único peligro es que se pudran, así que descanso  que engorden  y se ramifiquen bajo tierra antes de que llegue la primavera . Con esos poquitos cuidados las Calas volverán a abrir sus copas primavera tras primavera .

 Las mías llevan ya casi 20 años en el jardín espero volver a disfrutarlas , cuando la naturaleza mande.
Un clic más para dejar bien claro que es una flor que sabe posar muy bien.

sábado, 2 de abril de 2016

NARCISOS UNA PRIMAVERA MÁS

Estamos en abril y la flor del narciso  es del mes anterior. Tenía las fotos hechas pero .... hasta que no he podido subir a la buhardilla no se ha hecho.

 Una inauguración de primavera como cada año, con los  narcisos entrando a golpe de color que son  los primeros en el jardín.


 Cuando los tallos de narcisos  desquebrajan la tierra es señal de que el invierno toca a su fin.
Bulbos sencillos de plantar, se debe hacer en otoño, cuando de cebollas nuevas hablamos y a partir de ese momento solo queda esperar que duerman bajo tierra los meses fríos y listos !!

Se empeñan testarudamente en dirigir sus flores hacia tierra, debe ser porque buscan las aguas a modo de espejo para admirarse, así que por mucho que les diga -  Ep ! Mirarme que os hago una foto !! .
Nada fácil buscar el  un encuadre que no sea el de siempre y ahí acabo de rodillas buscando su belleza. A veces hasta lo consigo.

Este invierno ha sido bastante seco,  y se han perdido  en tierra bastantes bulbos. He encontrado a faltar algunos que llevaban floreciendo más de 4 años y es bastante extraño porque he rebuscado en el lugar que estaban enterrados y ni rastro. A veces también desaparecen pero es porque se los comen los limacos y tal vez también ellos hayan contribuido a la desaparición de algunos ejemplares , como decía.

 La floración de los narcisos es bastante duradera así, que son un recurso estupendo para alegrar con sus flores los rincones más aburridos.

 Una vez las flores se mustian , mejor no tocarlos, ni tampoco las hojas. Éstas serán las encargadas hasta que se sequen de mantener el bulbo bajo tierra preparando los nutrientes que necesitará para la siguiente temporada.




jueves, 24 de marzo de 2016

PRUNUS NIGRA. UMEMI


UMEMI  del japonés que significa La tradición de ver ciruelos en flor.
Desde mediados de marzo a principios de abril y antes de que se hable del esplendor de los cerezos en flor abren sus flores los ciruelos.
Almendros, ciruelos, cerezos preciados árboles, como muchos .... como todos.
Sus floraciones nos anuncian que la primavera llega el ciclo se repite y que nosotros todos, siempre que la veamos llegar será señal de que seguimos  vivos.


Morir en pleno esplendor y no envejecer. El deseo del samurai. El deseo de cualquier humano que lucha  por la honorabilidad de su vida.


Un buen lugar para  sentarse debajo de él y disfrutar de la belleza efímera de unas flores que solo el viento deshace. Plantar un árbol y morir  a sus pies sabiendo que cada primavera habrá flores que retomaran la vida es una manera de rendir culto a la Madre Naturaleza.

Mientras iba tomando las fotografías del ciruelo florecido que tengo a la entrada de la casa me iba dando cuenta de como la luz filtraba a través de los pétalos de las pequeñas flores. Las flores del ciruelo son de un rosa claro casi blanco que al ser captadoras de la luz lateral y natural de la mañana dejan ver diminutas nerviaciones de un púrpura muy intenso, preciosa imagen, perfecto mensaje primaveral. Del blanco al púrpura. En las entradas de las casas de los samurais, dicen las leyendas que se plantaban árboles de flores blancas que llegaban a ser rosadas cuando el guerrero muerto en batalla no regresaba, su esposa dejaba la vida a los pies del árbol y este en recuerdo a los amantes esposos  se cubría de flores rosadas manteniendo así vivos los canales de la vida, representados por la sangre derramada tras el honroso Seppuku , que no Harrakiri , término este considerado vulgar. Tampoco es correcta la palabra para el acto de suicidio de la mujer, en ella tomaba el nombre de Jigai.


El caso es que del blanco al rosa y del masculino al femenino he pensado que el blanco y negro y todas las posibles degradaciones en tonos grises  era mucho más acertado para completar las imágenes del ciruelo en flor. 


Y como simbolismo de todo lo dicho  la última imagen. Un rugosos y áspero tronco que no pone ningún tipo de impedimento para que delicadas flores y enrojecidas hojitas resurjan  en un aparente caos  en el que no cabe la duda de que el ciclo se repite.


martes, 22 de marzo de 2016

BUENOS DÍAS PRIMAVERA

Hoy por fin he podido subir a la buhardilla. La imagen la pude captar con la cámara unos pocos días antes de que llegara la primavera y de que yo entrara en quirógrafo.
Ahora convaleciente y sin perder ni un instante aunque con ciertas precauciones he subido a la buhardilla.
Os cuento la imagen de hoy.

El año pasado descubrí haciéndole fotos al Prunus Nigra , Ciruelo borde, esta curiosa formación en el tronco. Para algunos solo con mirar ya tenéis la información completa, pero a este blog llegan variadas y diversas personas y la descripción que a continuación hago es para una persona muy especial que se pasea por este jardín desde sus comienzos y no solo lo ha hecho virtualmente si no que también se ha paseado por él con sus especiales sentidos, muy muy abiertos captando lo que los ojos no ven.

A veces  los árboles nos sonríen, nos miran, incluso nos asustan. Establecemos con ellos un lenguaje que solo la imaginación puede interpretar.

El Ciruelo que está a la entrada del jardín cada primavera y con las primeras lluvias limpia su polvorienta corteza, despeja legañas y telarañas y abre un ojo. Un ojo que inspecciona curioso y hasta molesto las florecillas de color rosa  que saltan desde cualquier hendidura de su arrugada corteza sin permiso alguno de las hojas que todavía no han llegado al verde porque están enrojecidas  y avergonzadas por llegar  después de la floración.

El año pasado el ojo del ciruelo me sorprendió, él me había visto antes, en realidad me estaba observando hacía rato y yo tardé en darme cuenta y reaccionar hasta que me cercioré de que me estaba observando. Unos segundos pasaron hasta que mi torpe cerebro pudo mantener su mirada, enseguida nos hicimos amigos gracias a la Dríada que todavía vive en mi y como los buenos amigos que no se ven a menudo pero que saben del otro aunque las miradas tarden en cruzarse nos hemos vuelto encontrar  al final del invierno.
El ojo del ciruelo me esperaba y  posó para Dríada una vez más.

lunes, 21 de diciembre de 2015

ORQUÍDEAS CADA 18 DE DICIEMBRE... Y SIGUE LA VIDA

 Nuevas Orquídeas han entrado en el jardín. 
 A punto de entrar en el invierno y puntualmente el 18 de diciembre y como señal de que la vida es un gran regalo las orquídeas y como ya es tradición me las regala mi hijo.
 Este año han sido tres ejemplares que como se ven en las fotos tienen unos espectaculares colores.
Moteadas de lila en fondo blanco, salpullido increschento de granate  sobre un amarillo intenso y por último pétalos en amarillo limón con centro en tonos rojizos, ¡preciosas!
 Mi pequeña colección de orquidáceas este año ha sufrido una baja, así que estos tres ejemplares ocuparan el lugar entre las que todavía viven y que  siguen floreciendo un par de veces al año. Ahora reposan. Estas vienen floridas porque para la venta les fuerzan la floración, pero las que ya tengo aclimatadas ahora no es tiempo de flores.
 Unos consejillos para que duren unas cuantas temporadas.
Lo primero que hay que hacer por muy bonito que sea el envoltorio es sacarlas de él. Fuera lazos, fuera musgo, fuera todo...  Veremos que están en pequeñas macetitas de plástico trasparente. No es casualidad, son Orquídeas aéreas, su hábitat natural son los árboles, crecen sobre ellos, son "parásitas", necesitan el sustento que le proporciona la corteza del árbol y sus raíces se retuercen en el aire buscando libertad y agarre al mismo tiempo. Por eso hay que liberar de todo ornamento a la plantita, si queremos que siga viviendo.
 Muy , muy poco riego y nada de plato con agua debajo de la maceta, ¡que se pudre!

Y nada de sol directo y menos al lado de una ventana por la que a través de los cristales  entre el sol , ¡se quema! ... ¿Dónde ponerla, entonces ? En invierno en un lugar fresco y cerrado, lejos de la calefacción. Aunque sea invierno la podemos sacar durante una mañana soleada, pero a la sombra, así la plantita crece fuerte. No olvidarse de ella si pasa frío se muere.
Preciosas Orquídeas, que me dicen UN AÑO MÁS.