sábado, 18 de abril de 2015

DE NUEVO ARMONÍA CON NOMBRE DE CALA

Nueva floración de las Calas. Como cada año no faltan a la cita primaveral
 las raíces rizomosas hacen de esta planta una superviviente en el jardín. Ni me acuerdo desde cuando están.
 Seguro que fueron de las primeras en florecer y  puede que ya lleven más de 20 años.
 Recuerdo que hice un círculo en el centro del jardín  con algunos rizomas que había traído en una maceta y a partir de ese momento he ido repoblando espacios. Donde mejor se encuentran es a la sombra y con la tierra humedecida. Los rayos del sol hacen que el verde lustroso de las hojas amarillee y la floración sea menor. La mejor mata se encuentra en la zona de sombra que proporciona un ciruelo. Esta primavera la floración ha sido espectacular, pero lo que más me ha llamado la atención es que por lo general la flor se yergue solitaria y elegante y así ha sido en algunas, pero otras  se han agrupado de tal manera que parecían seguir las notas de una armoniosa melodía .


3 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me gustan mucho las calas. Recuerdo que unas tías mías las tenían en una ventana que no le daba nunca el sol y siempre estaban preciosas.
Felicidades por tener siempre esas presiosas flores acompañándote.
Besicos muchos.

Isabel Tejera dijo...

Hola Nani!!
Veo que no olvidas este pequeño lugar.
Un abrazogrande

Piedad dijo...

¡Madre mía! Tanto tiempo hacía que no pasaba por el jardín? Casi me pierdo toda la primavera...