martes, 8 de diciembre de 2015

ENSARTADAS EN LAS PÚAS.

 No  aparecía por aquí desde la última lluvia y aunque con el tiempo  que está haciendo siguen las rosas floreciendo, a ver si encuentro un rato extra y las traigo hasta aquí. Hace bastante tiempo que no hablo de ellas,  y este lugar es gracias básicamente a esas flores que existe . Bueno, que no tardo.

Pero hay algo que me es irresistible, las gotas de agua que quedan tras la lluvia atrapadas por todas partes.
Los cactos son verdaderos atrapagotas, 
 La mayoría quedan ensartadas en sus finísimas púas y así como si fueran cuentas de decenas de bolitas de cristal  brillan y lanzan destellos en todas direcciones.

 El espectáculo entre frágil y punzante es muy hermoso y no puedo dejar escapar unas imágenes que en minutos o muy pocas horas quedaran solo en eso,  hermosas imágenes, al menos a mi así me lo parecen.

 Púas en vez de hojas, cumplen la misión encomendada, atrapar, y si hace falta, hasta ensartar las minúsculas gotas, que no se escape ni una. La tierra tienen sed.

 Las crasas junto a los cactos, también saben retener las gotas de agua, pero estas lo hacen con suavidad  entre sus acolchadas y mullidas protuberancias  a modo de hojas y flores  atrapan las gotas y   con suavidad dejan que estas se deslicen hasta el interior de sus grandes rosetones centrales donde quedan almacenadas hasta que la planta absorbe el tan esperado regalo.



Mi afición a la captura de gotas de agua por medio de imágenes empezó  gracias a esta pequeña planta crasa y suculenta. Fue su textura  que siendo capaz de retener las gotas en suspensión durante bastantes minutos la que me llamó la atención por primera vez, y empecé a fotografiarla. En este blog existen esas primeras imágenes, de eso ya hace algunos años.
Gracias planta por la paciencia que has tenido posando para mi.

9 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Increíbles y mágicas tus fotografías de esas gotitas en suspensión en las púas, realmente es un espectáculo verlas y a tí no te ha faltado ocasión para saber ver esa maravilla y captarla tan bien con la cámara.
Me encanta la sensibilidad que tienes, Isabel.
Muchos besos!

Isabel Tejera dijo...

Gracias Montse por tus palabras que viniendo de ti agradezco porque por tus imágenes, sé que tienes muy buen ojo fotográfico y mucha técnica. Ahí estamos atentas para "ver" lo que no todos ven.
Un abrazo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Hola Isabel. Yo también estoy tardando en pasar por aquí..., ¡y mira que me gusta!, pero los mellizos me tienen atrapada, igual que esas gotitas de agua que atrapan tus plantas.
Es un placer pasar por tu espacio y respirar un poquito de naturaleza y belleza.
Besicos muchos.

Isabel Tejera dijo...

Vaya Nani ¡ mellizos! Esa preciosa noticia no la sabia , qué alegría y .... Que trabajon, me imagino que debe ser muy bonito. ¡ Felicidades !
Gracias por seguir acordándote de este lugar. Un abrazo muy grande.

Piedad dijo...

Este lugar no se puede olvidar, es demasiado mágico... su belleza, junto a la maestría de su jardinera con la cámara... Bueno, para mí, lo que vale son las palabras, hace que me sienta feliz respirando el aroma fresco de esas gotas de agua atrapadas.

A ver si hablamos un día de estos, que tengo una buena noticia... Publico otro libro de cuentos!

Un abrazo y felices fiestas.

Isabel Tejera dijo...

Estupenda noticia Piedad, y mis felicitaciones por esa nueva publicación. Te llamo yo que hace días que quiero hacerlo y por una cosa o por otra no lo hago y eso hay que celebrarlo.
Muchas, muchas gracias por no olvidar este lugar ... aunque tú siempre estás en él.
Un abrazo. TE LLAMO.

Conchi dijo...

Qué maravilla de fotografías, me encantan. Como dices, estamos viviendo un diciembre raro, con más rosas que en mayo. ¡Qué cosas!
Te dejo un abrazo. Por aquí ya deseando que lleguen las vacaciones.

Isabel Tejera dijo...

Hola Conchi.
Me imagino que ya estás de vacaciones.
Me da mucha alegría verte por el jardín. Veo que las "viejas blogueras" no olvidan.
Un abrazo.

AMBAR dijo...

Que preciosidad de fotos, todas a cuel más bonita.
Una buena semana y un abrazo.
Ambar