jueves, 8 de octubre de 2015

BUSCANDO LA LUZ A TRAVÉS DE LAS GOTAS DE LLUVIA

Mi distracción favorita 
Tras la lluvia caída y a primera hora de la mañana cuando la luz incide lateralmente sobre las gotas atrapadas en la vegetación del jardín,  cámara de fotos en mano me sumerjo en un mundo  mágico y efímero. Una vez más las joyas de mi jardín.

 Diamantes sobre las hojas del rosal.


 Una medusa de luz y agua.


Equilibrio en el mismo borde  de los pétalos de una rosa.


Topacios engarzados .


 Zafiros rosados .


 Burbuja de agua y luz ensartada.


Gotas atrapadas entre los blancos filamentos del Cabeza de Viejo.


¡Esta me encanta! ¿Qué podría ser?   Un extraño ser que se debate entre la creación y la destrucción .


Hay muchas más pero por hoy esta es la última, el Heliodoro o berilo dorado, gotas de agua transformadas en hermosas joyas. La piedra de Berilio varia entre el amarillo dorado y el verde amarillento claro. Su nombre deriva de dos palabras griegas que significan "regalo del sol". Tras la lluvia, las gotas de agua depositadas sobre la vegetación, son un verdadero  regalo.



6 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

¡Ohh, qué maravilla!
Isabel, me has dejado asombrada con esta entrada, tu sensibilidad y el arte que tienes con la cámara, han conseguido recrear esas gotas de agua en auténticas joyas ¡es la magia de tu jardín y la tuya!
Muchos besos.

Isabel Tejera dijo...

Muchas gracias Montse por tu comentario. Me alegro que te gusten mis fotos. Me puedo pasar horas... bueno las que la luz me deja, buscando un encuadre ... que no sé si yo lo busco o él me encuentra.
Un abrazo.

Luisa dijo...

¡¡Que estupendo trabajo has realizado con la cámara!!....me encanta tu regalo (tu sensibilidad es maravillosa...muy delicada).
Saludos desde Tenerife.

Isabel Tejera dijo...

Gracias Luisa, me alegra verte por el jardín. Como ves sigo persiguiendo las gotas de agua ... siempre que llueve.
Mis saludos desde Barcelona.

Piedad dijo...

¡Buenos días, Isabel!

El otoño, en este jardín
se convierte en un taller de joyería,
con la magia de su artesana
y las gotas de agua, hacen virguerías...

¿Cómo estás, amiga? Por lo que he podido comprobar, dándole a la cámara y eso es buena señal, jaja. Nosotros desde primero de octubre andamos de hospitales con Rafa, pues la cosa no va muy bien... Bueno, también es cierto que podría ser peor, pero como siempre buscamos estar mejor... El caso es que aquí vamos tirando del carro, como digo yo, jeje.

Te dejo un abrazo.

Isabel Tejera dijo...

Hola Piedad, han crecido algunas "hierbas" en el jardín y casi no te veía.
Pero tus versos me han dado el toque de atención y aquí estoy para recibir ese ABRAZO.
Te llamo enseguidita que tengo ganas de oírte.