martes, 2 de junio de 2015

AMARYLIS. EL HEXÁGONO ÁUREO


Una bulbosa gigante. Su precio en el mercado de 7 a 8 € si la cebolla está en óptimas condiciones, y eso lo sabemos si  al cogerla y apretarla la encontramos dura y sin ninguna  hendidura, lisa y bien protegida por su envoltura natural. El momento idóneo para la adquisición, en otoño y ya en ese momento la pondremos en tierra de tal manera que quede dos terceras partes tapadas y el cuello del bulbo sobresaliendo, poco riego y así pasará el invierno hasta que llegue la primavera.

En primavera la primera señal será una lengüeta que emergerá del centro y con gran rapidez la vara floral que irá acompañada de varias hojas.

Esta primavera he conseguido ver las flores a todos lo bulbos. 
Y el estampido de color ha sido realmente espectacular .
Flores Rojas con listados radiales  de color blanco.

 Seis pétalos formando una armoniosa corona. El Hexágono áureo cumple  con la divina proporción.

Grandes trompas de un blanco infinito, más grandes que la palma de la mano abierta. Algunas solitarias y otras opuestas.






Dependiendo de la calidad del bulbo, así será la calidad de la flor.
Muy importante, los bulbos una vez enterrados en otoño y llegado el invierno, es muy importante que pasen frío, así que sin ningún miramiento ¡al fresco!

Si el Amarylis ya lleva un año o ciclo vital en casa, hay que hacer lo siguiente:
Cuando la flor se seca, podemos cortar la vara, es importante no causarle desgarros, un corte limpio y sesgado, que no acumule humedad en su interior hueco. No cortaremos ninguna hoja, de ellas dependerá el engorde del bulbo. Desde que despunta hasta que las hojas se secan en la planta hay que abonar y siguiendo estos pasos el bulbo irá engrosando y acumulando nutrientes para la siguiente temporada.
 Las varas florales pueden abrir hasta cuatro flores, orientadas a los cuatro puntos.
 Mágicas matemáticas, mágica naturaleza.


Hay un poema de Rafael Alberti que en más de una ocasión y disfrutando de tan perfectas floraciones me viene a la cabeza.
A LA DIVINA PROPORCIÓN

A ti, maravillosa disciplina,
media, extrema razón de la hermosura,
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.
A ti, cárcel de retina,
áurea sección, celeste cuadratura,
misteriosa fontana de mesura
que el Universo armónico origina.
A ti, mar de los sueños angulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.
Luces por alas un compás ardiente.
Tu canto es una esfera transparente.
A ti, divina proporción de oro.

6 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Preciosos tus amarylis, el poema y las fotos ¡qué fotos tan maravillosas haces! creo que me han dado ganas de cultivarlos, tal y como lo explicas no parece tan complicado como pensaba.
Un beso, guapa!

Isabel Tejera dijo...

¡Anímate Montse! ver esa floración en directo vale la pena y sus secretos ya has visto cuales son.
Gracias por tu comentario

Victòria dijo...

Com les estimes. Una abraçada
m.victòria

Isabel Tejera dijo...

M'agrada veure la teva petjada al jardi, M. Victòria

Conchi dijo...

Hola, Isabel. ¡Qué bonitas las tienes! Y siempre haces esas fotos tan divinas.
Yo tengo dos plantas que también nos regalaron sus flores, y eso que una estuvo a punto de que un hongo se la comiera.
Grande es la naturaleza, sin duda.
¿Y tu pie? Yo tengo el mío mejor con las sandalias de verano.
Un abrazo

Isabel Tejera dijo...

Hola Conchi. ¿Mi pie? Ya te contaré... ahora está estupendo.
En mi pie también ha obrado la naturaleza, que no la medicina ¡afortunadamente!.
Un abrazo