lunes, 1 de septiembre de 2014

RANÚNCULOS LOS QUE NO SE RIEN

Acabo con la última página del libro "Los misterios  de los venenos"  escrito por Pedro Palao Pons
  Y se dijo que el veneno está en la medida de algo que no tiene por qué ser tóxico ¡vamos que hasta la conocida cicuta en pequeñas cantidades puede ser un caramelo . Muy interesante el tema.
Me ha llamado la atención al leer sobre el Ranúnculo, también conocido como Revienta buey y entre brujas como Hierba Sardónica.  Un veneno la sardónica muy pero que muy divertido. Parece ser que los tratados con sardónica se mueren, que para eso es venenosa pero lo hacen con una sonrisa en su faz .... ¡menuda broma! Se justifica la sonrisa en los tratados maléficamente  por dicha planta en que en su actuación tensa los músculos faciales, unos determinados , justo aquellos que nos tiran de las comisuras de la boca y el envenenado se sonríe y tras la influencia de dicha lectura he pensado en mis ranúnculos y aquí estoy. La primera imagen la he disfrazado un poco , es una flor de Ranúnculo, por supuesto, pero le he dado ese tono azulado tan mágico pensando en su maléfica pariente  que no sé si tendrá ese color porque nunca la he visto, pero la fantasía llega hasta ahí.
Y ahora ya sin trampas ni magia las fotos de los Ranúnculos que han florecido este verano en el jardín.
 Son unas flores preciosas y de variados colores; blancas , rojas, amarillas, anaranjadas, rosáceas y estas si que puedo decir que las he visto.
Pertenecen al grupo de las bulbosas, y hay que cuidar con mimo esos bulbos ya que así la próxima temporada volveré a verlas, lo que ya no se me ocurre es hacerme una infusión, aunque parece ser que estos Ranúnculos de jardín nada tienen que ver con la Revienta bueyes.
 No me quito de la cabeza frases y detalles del libro sobre los venenos, hay que ver como el ser humano los ha empleado a lo largo de toda su existencia para allanar el camino al poder, a la libertad, sí , a la libertad. Allá por el Renacimiento como no era nada elegante separarse del marido y de sus vienes llamaba la atención que hubiera tanta viuda, eso se entiende claro cuando el marido se quedaba en casa porque lo de irse a la guerra ya no estaba tan generalizado , quedaba para la Edad Media. Sí ! estoy banalizando, pero es que este blog no es lugar para plantas maléficas aunque está bien no olvidar la magia.
 La flor del Ranúnculo es de una delicadeza extrema sus muchísimos pétalos abigarrados en corolas de colores bellísimos nos recuerdan a las rosas e incluso a las peonias pero es es hasta que abren del todo.
 Su interior descubre un poderoso ojo abultado y brillante que trasforma la delicadeza antes descrita por una escrutadora mirada oscura que te hace sentir observada por algún ser maligno.
 Vaya ! que no me quito de la cabeza lo último leído.

11 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Los Ranúnculos están preciosos! Yo compré una macetita esta primavera, aún sabiendo que el clima de mi jardín no los conservaría ¡me encantan! y ya ves, no han sobrevivido al verano ¡una pena!
A veces, después de leer un libro, se nos quedan temas "enganchados" en la mente, así que ten cuidado con eso de los venenos, jaja.
Mil besos.

Isabel Tejera dijo...

Una vez más gracias por tu presencia Montse.
No pierdas cuidado que el enganche no llegará más lejos que las fotos.
Y volviendo a los Ranúnculos, la verdad es que son delicados, la primera temporada que los tuve los perdí todos pero ahí sigo.
Un abrazo

Conchi dijo...

Isabel, las flores son preciosas, pero sentí miedo leyendo tu entrada, jeje. Este sitio es mágico!

Un abrazo para los dos, jardinero y jardinera!

Isabel Tejera dijo...

Hola Conchi ¿miedo? ¿y eso?.
La magia como todas las cosas tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Un abrazo y voy a verte

Piedad dijo...

Hola, Isabel.
La verdad es que tu jardín, apesar que es pequeño como tú dices, tiene la magia de tener todas clases de flores y por si esto fuera poco, tiene a su jardinera que nos informa de todo.
Yo no conozco esta flores... o así lo creo. Lo que sí es verdad es que la naturaleza es tan sabia, que nos ofrece todo lo que el ser humano necesitamos para vivir... Y según como se utilice, hasta para morir, jeje. La diferencia que hay es que la mayoría no sabemos utilizarla, cuidarla ni apreciar la grandeza junto a su belleza.
Muchos de nosotros, me incluyo yo, no conocemos sus propiedades, y luego hay otros que no respetan nada.
Por suerte aquí siempre encontramos buenas lecciones en todos sus aspectos.

Te dejo un fuerte abrazo.

rosa mis vivencias dijo...

Hola Isabel.
Que interesante todo lo que nos ofreces referente al historial de esta plantas, no he sentido miedo porque no tengo ninguna de estas plantas, pero si, mucha curiosidad.
Gracias por compartir tanta sabiduría sobre jardinería, por algo tienes un ¡JARDÍN MÁGICO!!

Abrazos.
Rosa.

Camino del sur dijo...

Isabel Tus entradas son tan artísticas y geniales.

Bellísimas las fotos y me encanta como vas mezclándolo con un gran relato.

Abrazos

Pilar

Isabel Tejera dijo...

Hola Piedad, lo cierto es que mucho queda por aprender y solo la curiosidad nos lleva a descubrir como si fuéremos peques... bueno peques grandes .

Un abrazo y siempre agradecida de verte por aquí

Isabel Tejera dijo...

Hola Rosa, jejeje , miedo? noooo . si son muy bonitas solo hay que tener cuidado y no llevarlas a la ensalada por si acaso. No sea que se parezcan a sus parientas.
Gracias por venir al jardín
Un abrazo

Isabel Tejera dijo...

¡Cuanto tiempo Camino del Sur !! Muchas gracias por volver al jardín , ya ves sigo por aquí contando y fotografiando.
Un abrazo

Julia dijo...

Que maravilla de fotos, comparto la afición por la jardineria es tan gratificante.
Me han encantado las propuestas de tu bloc, te invito a visitar el mío y espero que disfrutes del post, esta semana quedamos en mi rincón de lectura y si no eres seguidora me encantaría que lo fueras, elracodeldetall.blogspot.com