sábado, 27 de septiembre de 2014

LUZ DE OTOÑO Y CANNA

Este año no le he prestado demasiada atención a la Canna que está debajo del árbol Jacaranda.  Es una planta invasiva  por eso la tengo en maceta, grande para que se pueda desarrollar a sus anchas pero contenida, la primera vez que entró en el jardín la puse en tierra y cuando me fui a dar cuenta tenía invadido un ángulo del pequeño espacio.
 Sus flores son de un rojo muy intenso aunque no es este su único color también las hay anaranjadas y cuando ya entramos en el campo de las hibridaciones la cosa ya va al capricho del creador.
 Las hojas son espléndidas y de lejos de un verdeoscuro intenso pero cuando son jóvenes el rojo de la flor también se adivina en sus nerviaciones. Cada año aparece la Canna en este blog en primavera y verano que es cuando la floración está en auge , pero este año se ha pasado el tiempo y no pensaba hacerle ninguna fotografía.
 He pasado la mañana recortando el seto de arrayán y recogiendo algunas surfinias secas, reconozco que he pasado cerca de ella y no le he prestado demasiada atención este año la floración de la Canna ha sido escasa. Descansaba y al mirar a través del cristal el único ramillete de flores que hace días exhibe me ha llamado poderosamente la atención. La luz del atardecer atravesaba los rojos pétalos y todo ella parecía que estaba en llamas. He dejado mi descanso rápidamente antes de que el sol se ocultara y le he hecho unas cuantas fotos. Me guata mucho  captar la luz a través de los pétalos de las flores, es algo mágico.
Una vez capturada la imagen con tanta luz atrapada he pensado que pasarla a blanco y negro sería una buena idea, y aquí está.
Ahora no sé si me gusta más en rojo o en blanco y negro.

12 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Preciosa la Canna, yo tuve una que me regalaron pero no prosperó y se marchitó, me he quedado con las ganas de tenerla.
Para mí está más bonita en rojo, luce con todo su color y esplendor mucho mejor que en blanco y negro!
Un besito.

Isabel Tejera dijo...

Una vez más gracias Montse por pasearte por el jardín.

A mi me encanta el color y los contrastes y llevo unos días experimentando con el tema.

Lastima que no te haya prosperado la canna , es planta robusta , pero como todo eso no es garantía de vida.
Un beso

rosa mis vivencias dijo...

Hola isabel.
Me parece un verdadero ARTE lo que haces con tu cámara.
Este jardín es realmente mágico, tú lo haces especial con estas tomas tan espectaculares.

Abrazos.
Rosa.

Isabel Tejera dijo...

Gracias Rosa, intento captar con la cámara aquello que me llama la atención.... Arte, yo no me atrevo a tanto.

Un abrazo y gracias por seguir entrando en este espacio

Amelia dijo...

Preciosa y majestuosa la Canna, que creo es la Caña Africana. La Caña Africana la tenía en “La Casita” que tú bien conocías y tiene unas raíces bulbosas que la hacen rebrotar cada año.

Tengo el gran placer de conocer ese mágico jardín donde en cada rincón encontramos gratísimas sorpresas.

Abrazos

Isabel Tejera dijo...

Hola Amelia... la casita ¡que recuerdos! ¿cuántos años atrás? De tu casita salió la semilla del jardín que conoces.
Un abrazo grande.

Piedad dijo...

Yo paseo por el jardín observando y escuchando los comentarios y demás explicaciones y así me imagino la belleza de la cana, la cual desconozco... en realidad conozco muy pocas flores ya que fue tan corto el tiempo que pude contemplar su belleza, que no tuve tiempo nada más que para conocer alguna florecillas salbajes y que a mí me encantaba coger. Ahora me gusta que las flores luzcan su belleza en la planta.

Un abrazo.

Piedad dijo...

Quería decir silvestres, jejeje, y no salbajes.

Isabel Tejera dijo...

Hola Piedad, la Canna, no es planta de nuestros antiguos patios así que no es de extrañar que no la llegases a conocer.
A mi también me gusta ver las flores en su lugar , hasta que se marchitan , incluso entonces son hermosas.... como algunas personas.
Un abrazo

Piedad dijo...

Callado está el jardín
en este otoño avanzado,
hoy paso por aquí
en busca de algún retoño atrasado.

Rosas,dalias o margaritas
o quizá alguna otra flor,
porque la magia del jardín
siempre está en su esplendor.

Abrazos muchos.

Isabel Tejera dijo...

Gracias Piedad por los versos que dedicas al este espacio.
Acabo de publicar una entrada y te la ofrezco con todo cariño.

Un gran abrazo, amiga

Maca dijo...

HOLA ACABO DE ENCONTRAR TU BLOG Y ME ENCANTA. LA CANNA PRECIOSA EN BLANCO Y NEGRO. UN ABRAZO