martes, 5 de noviembre de 2013

LIMACOS BORRACHOS = DALIAS SANAS

Por fin he  conseguido que las dalias hayan llegado a florecer este verano con  toda su energía y belleza. Los anteriores tubérculos desaparecieron bajo tierra y como consecuencia no hubo plantas.


Había colocado los tubérculos en zona de sombra y enterrados en el suelo, pensando que así las raíces se podrían desarrollar sin estrecheces. Ni una sola plantita salió a la vida. Cuando removí la tierra para averiguar las causas del desastre no encontré ni rastro de los sanos y robustos tubérculos que con tanta ilusión elegí en el vivero y por cierto ¡que precios! en poco tiempo los rizomas, bulbos y demás raíces se han encarecido casi un 50% , al final voy a tener que plantar patatas.
¡Bien! no estaba dispuesta a perder la nueva adquisición así que recordé un viejo remedio que ya había aplicado y explicado en este blog con el título de

http://lamagiademijardin.blogspot.com.es/2009/05/botellon-en-el-jardin.html

En esa entrada explico los diferentes medios , pero entonces llegué tarde.

Así que esta vez planté los tubérculos de las dalias en una gran maceta para tenerlos controlados. Compré una cerveza de litro, la más barata que encontré en el mercado  ¡no iba a servirles una de marca internacional!.
Tres vasitos repartidos por la superficie  de la maceta , semienterrados y 1/3  de su volumen  con cerveza. Loa vasitos se rellenan a la caída de la tarde para que la cerveza sufra la menor evaporación posible  y su aroma se mezcla con la humedad de la noche.
 A la mañana siguiente la captura ha funcionado. ¡Ahí están babosas y limacos! Han preferido el aroma de la cerveza a los suculentos  tubérculos. Cada atardecer se repite la acción hasta que los brotes se hacen fuertes.
 Y la floración de esta robusta planta no se hace esperar . Este año he podido disfrutar de una floración de Dalias sanas.



Ahora la planta ya descansa, pero para poder recuperar los tubérculos de la tierra y guardarlos secos y protegidos durante el invierno he llevado la maceta fuera del alcance de los depredadores de raíces  durante unos días he seguido con la "barra libre" hasta que una mañana los borrachines ya no aparecen. Dejaré las raíces unos días más para que sigan engordando bajo tierra y llegado el momento las sacaré.
Espero no tener que comprar de nuevo .

24 comentarios:

Sabela dijo...

Yo si me acuerdo de aquel botellón..., y bendito sea pues conseguiste de nuevo una preciosidad de dalias. Seguro que muchas personas sacan provecho del consejo.
No dejes de publicar, la belleza de las imágenes es evidente y el texto es siempre una lección de sabiduría.
Abrazos.

Isabel Tejera dijo...

¡Sabela!
Me alegro un montón verte , siempre me alegro pero esta vez que seas la primera lo quiero interpretar como que estás MUYYYY BIENNN.
Este jardín saluda a su MEIGA.

rosa mis vivencias dijo...

Hola Isabel.
Cuantos conocimientos sobre jardinería nos traes hasta tu jardín, y sobre todo las anécdotas ta simpáticas que cuentas, vale la pena visitarlo.
Las Dalias las tienes preciosas.

Abrazos.
Rosa.

Isabel Tejera dijo...

Hola Rosa, gracias por tu visita.
Me alegro que el paseo por este lugar te sea interesante.
Son pequeños trucos que a fuerza de cuidados se van aprendiendo. Me gusta compartirlos.
Un abrazo

Piedad dijo...

Hola, Isabel.
Pues ahora que lo dices, es verdad, recuerdo aquella entrada con la cerveza... ¡Qué borrachitos son estos bichitos, jejeje, pero que eficaz es la cerveza. Gracias a ella has podido disfrutar de tus flores y nosotras disfrutamos con tus lecciones y con la aroma de tu jardín, por el que da gusto pasear, y más cuando una lo ha podido hacer en realidad.

Te dejo un fuerte abrazo.

Isabel Tejera dijo...

Holaaaa!! Piedad.

Sí eres la única que ha visto este lugar y con tu presencia se hizo más mágico.

Ahora ya es tarde pero mañana sin falta voy a verte.
Un abrazo

reser dijo...

Isabel, ¡que preciosidades de Dalias! Tomo nota de este tratamiento. En tu jardín siempre se aprenden cosas nuevas.
Abrazos.
Roser

Isabel Tejera dijo...

Ya verás Reser ¡funciona!

Encantada de verte en el jardín.

Un beso

Carmen mezquita pipio dijo...

Hola Isabel

Qué cosas más bonitas cuentas. Sabes que ahora no me puedo entretener mucho, pero aplicaré tu saber y tu magia en las plantas que empezaré a cultivar.

Gracias amiga

Isabel Tejera dijo...

Bienvenida al jardín Carmen.

No te voy a dar clases de terapia, que tu de esos eres experta. Pero el jardín es una buena actividad que a veces remedia algunos males y esta ventanita también.

Gracias SIEMPRE A TI

Amelia dijo...

Una pregunta querida Maestra ¿Esa técnica de la cerveza se puede emplear con otros bichitos del jardín?
Preciosas dalias y fotos.
Un abrazo.

Conchi dijo...

¡Qué bonitas las dalias! Me encantan esas fotos.
Ya no me acordaba de lo de la cerveza. Habrá que probar. Si sirve para las babosas tam bien servirá para los caracoles, ¿no?

Un abrazo

Isabel Tejera dijo...

Hola Amelia,... lo de querida maestra me ha llegado al alma, querida mamá de exalumno y exalumna.

Pues me temo que los únicos borrachines son los limacos y las babosas.

Te debo una.

Isabel Tejera dijo...

Hola Conchi pues me parece que de servir para los caracoles debe estar relacionado con lo curioso que se el caracol, lo digo porque alguno ha llegado a caer, pero me parece que debe ser a la perdida de equilibrio a causa de su peso añadido y al asomarse al vasito.

Para los caracoles les pongo un producto granulado azul en tapones de botella , es un producto que como no se mezcla con la tierra no es contaminante. Si te interesa por correo te digo el nombre, aquí no hay publicidad.
Un beso

Montse dijo...

Tus Dalias están magníficas y la receta de la cerveza es toda una lección de buen hacer de jardinera, no lo sabía, así que tomo nota.
Tampoco sabía que los caracoles fueran aficionados a la cerveza, jaja!!
Un besito.

Amics de la Fotografia dijo...

Hola Montse.
Pues... cuando lo pongas en practica te va a gustar mucho más. Es una manera muy sencilla de defender a nuestras plantichuelas de esos depredadores nocturnos.

Gracias por pasear por el jardín.

Isabel Tejera dijo...

¡Vaya se me coló el otro correo!

La de arriba soy yo

PEPE LASALA dijo...

Qué bonitas te han quedado Isabel, da gusto verlas. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Marinela dijo...

Hola Isabel, ¡Que belleza de Dalias!
Hacia tiempo que no las veía con tan buena salud y con esos colores tan preciosos.
No sabia lo de la cerveza, gracias por compartir tu sabiduría.

Un abrazo.

Isabel Tejera dijo...

Gracias por tu visita PEPE LASALA a con estos fríos poco queda de ellas.
Buena semana para ti.

Isabel Tejera dijo...

Marinela me alegro verte de nuevo por el jardín. Poco a poco el otoño se afianza y el frío nos ha llegado de golpe.Las dalias ya duermen.
Un abrazo para ti

Piedad dijo...

Hola, Isabel.

Paseo por el jardín
aunque parece dormido,
pero su magia me trae hasta aquí
disfrutando del recorrido.

Aunque éste se repite
con él siempre se goza,
en la imaginación florecen las flores
y en el aire vuelan las mariposas.

Y aunque todo esté dormido
y las plantas estén desnudas,
en él brilla el sol,
las estrellas y la luna.

Abrazos perfumados.

Isabel Tejera dijo...

¡¡¡ Graciassss Piedad !!! Por tus versos , por tu visita y por seguir viniendo a este jardín.

Es cierto que ya las entradas han ido disminuyendo , pero es que ando enfrascada más aún con la fotografía , te lo cuento con detalle en un correo que te escribo este fin de semana.

Y no, no dejo el jardín en pocos días no faltaré a la publicación del 18 de diciembre, esa fecha en el lenguaje floral significa mucho para mi y volverá a verse en este lugar.

Un abrazo

Paca Sapena dijo...

Me encantan todas tus fotos y tus explicaciones Aprendo mucho contigo Saludos