domingo, 6 de mayo de 2012

EN EL DIA DE LA MADRE . RECORDANDO


El texto de esta entrada lo escribí hace unos 5 años. Un buen día hoy para recordarlo.
Las imagenes son de esta mañana. Hay geranios en el jardín a pesar de la plaga de la mosca africana que ataca cada año y los deja sumamente debilitados o sencillamente los aniquila. Y a pesar de ello  no me puedo resistir a su encanto. Será que ya empiezo a parecerme a ella.
Mis recuerdos me la traen de nuevo.
"Hace ya muchos muchos años mi calle tenia adoquines los cascos del caballo que arrastraba el carro de la basura pasaba cada día y a la misma hora, se le oía, bueno lo oía mi madre, yo no Yo oía la voz de mi madre que me decía ¡ niñaaaa coge el cubo ! Odiaba a mi madre ¿porqué no lo hacia ella? Al fin y al cabo eran sus geranios , era su terradillo lleno de flores , encalado cada primavera, macetas y macetillas pintadas de diferentes colores ¡ Mira eso si que me gustaba ! pintar las macetas Pero recoger los excrementos que dejaba el caballo del carro de la basura lo llegue a maldecir mil veces .Por orden, bajaba con un cubo y una pala y antes que nadie se diera cuenta recogía todas las mierdas que el buen animal iba depositando a lo largo de mi calle Se ve que sólo cagaba en aquel recorrido A mi madre eso la ponía muy contenta . Como si de un tesoro se tratara guardaba aquellos residuos frescos en una especie de barril con agua que había en una esquina del terradillo y aquello lo tapaba . Cuando tenia que regar sus geranios levantaba la tapa de la barrica cogía un cazillo y lo llenaba de aquel líquido que luego mezclaba con el agua destinada a regar.
Mi calle ahora ya no tiene adoquines y ya no es mía ahora es una calle más de la ciudad de Barcelona Hace años que no he vuelto porque una de las ultimas veces que fui intente ver los geranios de mi madre y ya hace muchos muchos años que se borraron del paisaje .
He superado mis odios infantiles y me encantan los geranios , bueno en realidad me gustan hasta los matojos y el olor del estiércol... pues no me desagrada.
Y a parte de mis recuerdos escribo un poquito de cultura sobre los geranios A mi madre no le hacia falta saber esto, lo sabia y ya está. No me acuerdo casi nunca de ella, ya hace mucho mucho tiempo que se fue pero cuando miro los geranios ... "




14 comentarios:

reser dijo...

Hola Driada, si eres madre feliz día y si no, felicidades también por esta bonita entrada.
Me encantan los geranios. Los del año pasado se me salvaron porque los ensofate cada 15 días, pero en invierno me quedaron tan mal que los tuve que cortar. Ahora ya están brotados y espero gozar de ellos todo el verano.
Los de las imágenes son preciosos.
Un abrazo.
Roser

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Que recuerdos!! Todos hemos odiado a nuestros padres cuando nos obligaban a hacer eso que nos molestaba, pero ahora es otra cosas.
Preciosa entrada, preciosos recuerdos y preciosos geranios y preciosa tú.
Besicos muchos.

rosa mis vivencias dijo...

Hola, Driada.
En un día tan especial como el de hoy los recuerdos están muy presentes, aunque algunos no sean buenos, seguro que predominan los buenos y, son con los que nos tenemos que quedar.
Los geranios están preciosos.
Espero pasaras un feliz día de la madre.
Un abrazo.
Rosa.

Driada dijo...

Graciassssss !!! Sí, ha sido un buen día de madre.

He querido hoy volver a reescribir esos recuerdos. Tal vez esas vivencias son las causantes de mi admiración hacia las flores.

AMBAR dijo...

Los geranios son preciosos y de un colorido intenso, me gustan los normales y los de enredadera, también me gustan los de pensamiento, ahora solo tengo dos de color salmón de flor doble, en invierno la helada los mata, y aqui en abril y mayo suele helar de madrugada.
Un abrazo.
Ambar.

Lucía dijo...

Preciosas fotografías, Driada. De los recuerdos..., ahí quedan y poco a poco todo aquello que un día nos dañó el tiempo la va endulzando:)

Ningún jardín más bello ni mas relajante que el tuyo.Sabes, que regresar a él, aunque sea de vez en cuando, es para mi un instante de felicidad.

Un abrazo grande, grande.

eme jota dijo...

Me ha encantado leer este trocito de tu infancia. ¿Sabes? También me acompañaban los mismos razonamientos que a ti con respecto a los geranios de tu madre, no sobre flores precisamente, sino sobre todo lo demás. Niñas rebeldes. Preciosas imágenes, para variar. Bsss.

El Drac dijo...

Creo que has tenido siempre toda la razón ¿por qué no lo hacía ella? Me parece a mí que es un abuso, si nuestros hijos son nuestro preciado tesoro por qué enviarlos a trabajos que para ellos son humillantes. Nunca lo entendí y no lo entiendo ahora.

ERn todo caso siempre un feliz día de las madres (ojalá no seas tú como ella)

Driada dijo...

Ah! como se remueven "las tripas" por no decir los interiores.

Uiiii!!! ese último parentesi de EL Drac . Ha hecho diana.

No, no soy como ella. Yo pertenezco a esa generación que vinimos después de madres y padres que "abusaban" de sus retoños y retoñas y nosotros los hemos mimado demasiado, nos hemos ido al otro extremo.... y así nos va .... que es como nos tiene que ir.
Disfrutando de nuestro hijos, después de haberlos malcriado tan maravillosamente bien.

Como dice Eme niñas y niños rebeldes, pero muyyyyyy obedientes.

Me encanta ver como algunos volvéis al jardín.

¡Poetisa bienvenida!

Chelo dijo...

Los recuerdos, recuerdos son, están ahí y no se pueden borrar.
Espero que hayas tendio un buen dia de la madre.

Amelia dijo...

Hola Isabel guapa. Una entrada muy bonita llena de recuerdos del pasado ¡Si es que los años nos hacen tener pasado!!!
Yo no conocí en Barcelona el paso del estiércol, pero sí una granja, cerca de casa, donde se guardaban vacas y por la tarde se compraba la leche.
¡Que jóvenes eramos cuando nos conocimos!
Bueno no sigo que creerán soy "mayor". Solo decirte que estas fotos de geranios son preciosas y la entrada es entrañable.

Muchos besos.

Conchi dijo...

Antes es que las flores que más había en las casas (al menos aquí) eran los geranios, las cañas, las gitanillas y poco más. Eran muy fuertes y agradecidos y sus flores, que de cerca no son tan bonitas, pero de lejos son bien bonitas y de tanto colorido...
Cómo se nos quedan cosas grabadas en la memoria, ¿verdad?

Un abrazo, amiga.
Conchi

Driada dijo...

Esos geranios de nuestras madres , cuantos recuerdos nos traen.
Cualquier esqueje era bueno y agarraba. Las vecinas se los entrecavaban como las niñas lo hacíamos con los cromos.

...... Y por que somos mayores contamos estas historias

Sergio dijo...

Driada que hermosas flores y lo mejor dedicar esta entrada a las madres, seres tan especiales, al menos para mi, yo adoro a las madres, a la mía a mi esposa y a todas las demás, especialmente a ti también Driada, sé que cuidas a tu familia como a tu jardín hermoso.

Un abrazo