viernes, 16 de marzo de 2012

LA BELLEZA ÁUREA

55 Espirales en un sentido y 89 en el otro
Son las que dibujan las semillas de esta flor de girasol.
 En nuestra cultura occidental consideramos que una cosa es bella cuando guarda cierta proporción. Belleza y proporción van unidas en múltiples  manifestaciones de la naturaleza y el ser humano ha tratado a lo largo de los siglos imitar dichas estructuras.
 Unas cuantas imagenes llevo ya captadas desde que empecé este blog . Siempre he buscado la belleza , la armonía , las formas compensadas o no.... lo que yo no sabía hasta hace poco es que buscaba la Proporción Aurea sin saberlo.
El número de oro, razón dorada, o divina proporción como la llamaron los renacentistas.  El número fascinó como ideal de belleza y ha sido utilizado en matemática, arte  y arquitectura pero es la Naturaleza la que nos ofrece las mejores creaciones . Los estudiosos han descubierto que ciertas células crecen y se ordenan en formas geométricas y se han preguntado el porqué de dichas formaciones.
 Las formaciones celulares se dirigen hacia una dirección manteniendo un cierto ángulo y se observa con asombro que determinados ángulos forman diseños óptimos . Las hojas crecerán en los tallos tapándose lo menos posible, los pétalos recibirán la necearía luz solar y asombrosamente en determinadas cantidades numéricas. Y esa cantidad estará relacionada proporcionalmente a un  ángulo de rotación  que corresponderá siempre a una fracción decimal , 1,618034, número ( Fi ) o  número áureo...
Mágico Número
 Las semillas del girasol son uno de los ejemplos más visuales de esta proporción áurea. Las semillas distribuidas en dos espirales que giran en sentidos contrarios y que variarán según las dimensiones de la flor guardan la relación del número phi.
En la red hay muchísima información sobre este tema y para mi era desconocida hasta hace poco.
Algo ha quedado contentada mi curiosidad, pero esta dichosa planta sigue guardando un misterio para mi  .
Es el segundo ejemplar que entra en el jardín y tiene toda la pinta de no querer quedarse. Sus flores están abiertas y espléndidas , pero no giran ...... Las semillas no llegan a madurar.
No le basta  con la proporción áurea y al no seguir al astro rey sus días están contados.

12 comentarios:

Amelia dijo...

Un girasol que no gira, pues no es el primero. Normalmente, siempre los he visto sembrados en campos y por cierto, luciendo sus preciosas flores al comienzo del verano. Alguna vez, he de confesar que he parado el coche y "cortado" alguno para dibujarlo.

Referente a lo de girar, casi siempre los encuentro algo despistados y mirando para otro lado, la causa no la conozco.

Besos.

magic dijo...

Mágicas ¡¡ me encantan, tengo debilidad por el girasol, alguna vez hemos descubierto alguna plantación en nuestras excursiones al campo y siempre nos quedamos maravillados.
Un beso fuerte y mágico hermana querida.

Marinela dijo...

¡Cuanto me gusta un campo de girasoles! Yo si los he visto girados al sol.
Tengo un cuadro pequeño pintado de ellos, pero me gustaría pintar uno grande,puede que lo haga algún día.

Isabel, te documentas muy bien y es una gozada leerte por lo mucho que se aprende.

Besos.

rosa mis vivencias dijo...

¡Hola Driada!
Este jardín a demás de mágico es sabio, me encanta los detalles al explicar el origen y el ciclo del girasol, este blog es una escuela en jardinería, donde se aprende muchísimo.
Abrazos.
Rosa.

Piedad dijo...

¡Holaaa!
Vuelvo a pasear por tu jardín después de dos semanas de descanso.
Yo digo igual que Rosa, tu jardín es una escuela en jardinería...


Eres jardín mágico
que enseñas con sabiduría,
hoy nos hablas de girasoles
y mañana... mañana será otro día.
Próximo a la primavera
nos mostrarás todas tus flores,
con pétalos perfumados
y de alegres colores.

Besos.

Driada dijo...

Veo que la flor del girasol para más de una es toda una tentación. Es realmente bonita y espectacular.

Gracias por vuestros comentarios ¡que los hay hasta en verso!

Conchi dijo...

Qué fotos más buenas coseguiste, amiga.
Me encantan los girasoles y también comer las pipas.
La información que nos trajiste es muy curiosa y es que no somos nada en este universo tan grande.
Un abrazo
Conchi

Driada dijo...

Hola Conchi
Esa información la tuve gracias a mi último curso de fotografia, mucho por aprender.
Un abrazo

Necio Hutopo dijo...

Realmente, lo de ponerse a contar las espirales en un sentido u otro presentes en un girasol es algo que... mmm... no sé bien cómo interpretar.

Driada dijo...

Necio.... me puedo imaginar tu posible interpretación.

Pero qué somos, si no somos capaces de creer aunque solo sea por unos instantes en las espirales y en las no espirales.

Ya te estaba extrañando

Miriam dijo...

Y si... tus flores siempre me traen recuerdos dulces... esta vez no es la casa de la abuela. Es de la familia del campo. Nos quedábamos con los primos a ver como giraban los girasoles buscando el sol...
Siento el olor a tierra seca, a verde, y recuerdo el gusto de la semilla que comíamos una a una mientras los mirábamos...
HOLAAAAAAAAAAAAA mi querída Isabel!! vi tu mensajito en mi blog y aquí estoy visitándote. Dejé una entrada nueva por si quieres pasarte. Allí verás de que va mi presente.
muuuuchooooossss besossssssssssss

Driada dijo...

¡¡¡ Miriammmmm !!! VOY VOLADO